El tratamiento mediante infiltración con ácido hialurónico consiste en el depósito de una dosis única de este en el punto exacto donde un fenómeno inflamatorio es generador o perpetuador de una situación de dolor crónico.

El ácido hialurónico es un recurso frecuente en el tratamiento del dolor. Su uso está encuadrado dentro de las denominadas terapias de viscosuplementación, utilizadas para paliar el efecto de desgaste al que se ven sometidas las articulaciones del cuerpo humano.

Este compuesto se utiliza como material lubricante cuando se deposita dentro de la articulación, actuando como un engrasante, con el objetivo de reducir la fricción de los cartílagos y huesos.

El desarrollo de artrosis en las articulaciones hace que el ácido hialurónico que posee el líquido sinovial de éstas se vea reducido, favoreciendo los estados inflamatorios que pueden potenciar la degradación del cartílago, perpetuando el dolor y la limitación funcional asociada a la artrosis.

La infiltración con ácido hialurónico en el momento adecuado puede frenar la osteoartrosis.

Utilizamos la tecnología
más avanzada
Trabajamos el dolor desde
un abordaje integral

Pide cita ahora



AVISO LEGAL

De conformidad con lo establecido por la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal (en adelante, LOPD), indolor, titular del sitio web indolor.es (en adelante, el sitio web), informa al usuario de este sitio de la existencia de un fichero automatizado de datos de carácter personal creado por indolor y bajo su responsabilidad.

ACEPTAR
Aviso de cookies