• 20 SEP 22
    • 0
    El dolor crónico, la lucha de una enfermedad

    El dolor crónico, la lucha de una enfermedad

    La Asociación Americana de Dolor Crónico creó hace más de 20 años una campaña de concienciación sobre el dolor, a la que se unieron distintas organizaciones, declarando septiembre el Mes de la Concienciación sobre el Dolor, un momento para visibilizar los problemas que sufren las personas que lo padecen, pero también para promover la investigación y los avances en su tratamiento. 

    La Real Academia Española (RAE), define el dolor como “una percepción sensorial localizada y subjetiva que puede ser más o menos intensa, molesta o desagradable y que se siente en una parte del cuerpo; es el resultado de una excitación o estimulación de terminaciones nerviosas sensitivas especializadas”. El dolor crónico, por su parte, es aquel cuya duración es mayor a 3 meses, pudiendo extenderse durante años, dificultando severamente la vida de quien lo padece. 

    El dolor crónico es considerado una enfermedad en sí misma

    En mayo de 2019, la Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó la nueva Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11) pasando a considerar el dolor crónico una enfermedad. Ese momento supuso una gran oportunidad y esperanza para los pacientes con dolor, ya que desde entonces la OMS ha seguido un proceso de asesoramiento para incluir mejoras en la atención, estudio y seguimiento de esta patología. 

    En las clínicas de dolor como la nuestra, conscientes de las necesidades del paciente con dolor crónico, trabajamos incansablemente por conseguir una mejor calidad de vida para quienes viven cada día con dolor, tratando sus síntomas como una enfermedad en sí misma.

    “El dolor crónico primario es aquel que se caracteriza por la alteración funcional o estrés emocional y se plantea como una enfermedad en sí misma. En la clínica Indolor somos especialistas en el tratamiento de este tipo de dolor, mediante abordajes mínimamente invasivos para el paciente”, explica el Dr. Carlos Tornero, director de la clínica y presidente del Congreso Nacional de la Sociedad Española de Dolor, que tendrá lugar durante el mes de octubre en València.

    “Hablamos de dolor crónico secundario, cuando éste es un síntoma de una condición clínica subyacente. En este caso, tan importante es tratar el dolor, como la causa y por tanto es tan necesario el tratamiento de la fuente de dolor como el mismo dolor. En estos casos, lo ideal es llevar a cabo un tratamiento integral, con distintos profesionales médicos” añade el doctor Tornero.

    Las consecuencias psicológicas de la cronificación del dolor

    Afecciones como la artritis, la fibromialgia, el cáncer, la lumbalgia o la migraña, pueden desencadenar dolor crónico causando, además, progresivamente la pérdida de funciones básicas, desembocando muchas veces en un aislamiento social. Ante esta situación, muchos pacientes acaban exacerbando trastornos psicológicos como la depresión o la ansiedad; u otros sentimientos negativos como la baja autoestima, la frustración o el exceso de carga.

    El entorno familiar, en estos casos, adquiere una gran relevancia, por lo que se hace imprescindible muchas veces incluir en las terapias psicológicas a la pareja y familia del paciente.

    La actitud positiva es muy importante para hacerle frente, tanto para el enfermo como para su entorno, pero también tener ciertos hábitos que puedan ayudar a disminuir la intensidad del dolor:

    • Realizar ejercicio aeróbico y fortalecer ciertos músculos con el fin de reducir el impacto que ejercemos sobre la articulación y así aliviar el dolor.
    • Establecerse en un índice de masa corporal óptimo para no sobrecargar nuestro cuerpo.
    • No ocultar el dolor crónico y visibilizarlo para que haya una mayor comprensión de la enfermedad. 
    • Tener como meta seguir el tratamiento hasta concluirlo para recuperar la funcionalidad.

    Si padeces dolor crónico, ven a vernos. Nuestros profesionales médicos, con más de 20 años en el tratamiento del dolor, valorarán tu caso y te indicarán el mejor tratamiento. En Indolor, tu dolor no espera.

    Leave a reply →

Leave a reply

Cancel reply