El plasma rico en Citoquinas o Suero Autólogo Rico en Citoquinas se obtiene de la propia sangre del paciente mediante un procesado de la misma donde se obtienen las citoquinas que intervienen en la regeneración tisular.


El Plasma rico en citoquinas no contiene plaquetas, ni fibrinógeno, ni ninguna célula sanguínea, contiene directamente la red de citoquinas anti-inflamatorias y anabólicas (también denominadas factores de crecimiento) que intervienen en la regeneración de los téjidos. El proceso de obtención del plasma rico en citoquinas puede verse a continuación: