• 30 SEP 21
    • 0
    Contractura del músculo piramidal, ¿solución?

    Contractura del músculo piramidal, ¿solución?

    La contractura del músculo piramidal puede convertirse en una patología muy invalidante. Su posición hace que esté condicionado por el correcto funcionamiento de estructuras circundantes como la columna lumbar, la cadera y la rodilla. Una alteración en cualquiera de estas estructuras puede condicionar una contractura del músculo muy dolorosa.

    ¿Qué es el síndrome piramidal?

    El síndrome piramidal consiste en una contractura o espasmo de este músculo. Debido a su situación respecto al nervio ciático su contractura puede conducir a una irritación del mismo generando un cuadro similar a la ciática.

    En el caso de compresión del ciático, es frecuente la debilidad de las piernas, el adormecimiento de las mismas o pérdida de fuerza igualmente en esta zona.

    Aunque la clínica mas frecuente del síndrome piramidal es el dolor a punta de dedo en el espesor del músculo o en sus inserciones en trocánter y sacro, que aumenta con la carga, al andar y, sobre todo, al correr

    ¿Cuáles son las causas de la contractura del músculo piramidal?

    El reto principal de este síndrome consiste en su diagnóstico preciso y en descubrir la causa que ha conducido a su desarrollo.

    Situaciones como el inicio incipiente de una patología discal, problemas en la articulación sacroiliaca o dismetría de piernas, pueden ser el origen y causa de este síndrome, y su tratamiento o corrección es fundamental para prevenir el desarrollo de futuras recaídas.

    Tratamiento del síndrome piramidal

    En la clínica Indolor perseguimos una recuperación funcional temprana por medio del abordaje integral del proceso. Para eso, el primer objetivo consistirá en la mejoría del dolor gracias al uso de un abordaje multimodal. La asociación de pequeñas dosis de fármacos vía oral unidos a su uso local, mediante la infiltración ecoguiada en el lugar de la lesión, permite minimizar los efectos secundarios además de acelerar el proceso de recuperación.

    El uso de la ecografía durante la intervención permite a nuestros especialistas la localización precisa del punto gatillo, además de permitir localizar la fascia por donde discurren los nervios sobre los que será necesario actuar para su relajación. El depósito de fármacos antiinflamatorios como los corticoides conseguirán la disminución de la inflamación, permitiendo unas condiciones óptimas para el trabajo del fisioterapeuta junto al resto del equipo de recuperación funcional. El tratamiento con toxina botulínica puede ser requerido en situaciones especiales.

    La fisioterapia es fundamental para recuperarse de una lesión en el piramidal. Técnicas como la diatermia, la electrolisis percutánea, la terapia manual y sobre todo el ejercicio terapéutico, enfocado a estirar y fortalecer la musculatura diana para la recuperación de esta lesión, son aliadas en el tratamiento.

    También es necesario realizar un análisis de la postura y de los apoyos. El equipo de podología de Indolor se encargará de ello, enfocando su atención en conseguir un apoyo lo más equilibrado posible y conseguir la corrección de las posibles dismetrías de piernas que estén presentes.

    Leave a reply →

Leave a reply

Cancel reply

AVISO LEGAL

De conformidad con lo establecido por la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal (en adelante, LOPD), indolor, titular del sitio web indolor.es (en adelante, el sitio web), informa al usuario de este sitio de la existencia de un fichero automatizado de datos de carácter personal creado por indolor y bajo su responsabilidad.

ACEPTAR
Aviso de cookies